• Viernes, 02 Noviembre 2018
  • Mi Magazine
  • 1366
Piden una cumbre científica para evaluar los

El presidente de la Academia cubana de Ciencias, Luis Velázquez Pérez, propuso hoy celebrar una cumbre científica con especialistas de EE.UU., Cuba y Canadá para evaluar los supuestos "ataques" que dañaron la salud de 26 empleados de la embajada estadounidense en La Habana.

Velázquez Pérez formuló su idea en un artículo publicado en la revista de la organización MEDICC, fundada en 1997, basada en Oakland (California) y que se encarga de promover la colaboración en temas de salud entre Washington y La Habana, con énfasis en las contribuciones de Cuba, según figura en su web.

En su artículo, el científico cuestionó los resultados de un informe científico publicado en marzo en el que se afirmaba que el personal de la embajada estadounidense en La Habana había sufrido daños similares a una conmoción cerebral, como consecuencia de unos misteriosos "ataques sónicos".

Ese informe fue publicado en su día por el Journal of the American Medical Association (JAMA), donde la Asociación Médica Estadounidense divulga sus descubrimientos, y supuso la primera prueba científica que respaldaba la versión de EE.UU. sobre los daños que habían sufrido sus diplomáticos.

Ese artículo ha sido cuestionado por un grupo de nueve científicos cubanos que viajaron a Washington en septiembre, así como por diez especialistas de diferentes países, como EE.UU., el Reino Unido y Alemania, que en agosto publicaron cuatro cartas en la revista JAMA.

A juicio de Velázquez Pérez, la "transparencia" y la "discusión científica" se ha visto "obstaculizada por la falta de acceso a información vital", puesto que EE.UU. no ha facilitado a los científicos cubanos datos médicos y clínicos de las víctimas del misterioso incidente.

Por eso, el científico consideró "esencial" convocar una reunión internacional destinada a estudiar los síntomas descritos por los diplomáticos estadounidenses.

Velázquez Pérez propone que participen los especialistas de EE.UU. que examinaron a los diplomáticos, así como científicos de Cuba y Canadá, entre otros especialistas.

Los supuestos "ataques", ocurridos entre noviembre de 2016 y agosto de 2017, deterioraron las ya delicadas relaciones entre Cuba y EE.UU. con la salida de más de la mitad del personal diplomático estadounidense de la isla.

blog comments powered by Disqus